REALISMO, ESENCIALISMO Y VERDAD COMO ADECUACIÓN

Para Richard Rorty, la idea de que el hombre posee una naturaleza humana va de la mano con la creencia de que todos los entes poseen una esencia que los hacen ser lo que son. Por ello, en cierta forma, la lucha de Rorty contra la concepción de que existe una naturaleza humana debe entenderse en el marco de una lucha más amplia contra el esencialismo y el realismo duro cognitivista.

En este apartado, veremos muy brevemente los problemas y consecuencias que para Rorty presenta la concepción esencialista de la realidad y al mismo tiempo, veremos las consecuencias negativas que, en el plano moral y político, esta postura presenta.

Para entender las consecuencias negativas que ve Rorty en la postura esencialista, es necesario entender claramente la relación histórica y conceptual entre esencia, conocimiento y poder.

Para los esencialistas, todos los entes de la naturaleza tienen una esencia. Que los entes de la naturaleza posean una esencia, presupone que estos son inteligibles, y que por tanto, pueden ser conocidos por cualquier ser racional. De estos se desprende que, si se conoce la esencia de un ente, se conoce lo que el ente es.

La idea de que todo ente pose una esencia y que pueda ser conocida está en íntima relación con la concepción lógica de la verdad como adecuación. Esta concepción postula que el hombre es capaz de conocer la realidad a través de su intelecto tal como esta es. La postura filosófica esencialista tiene como presupuesto, entonces, que el mundo es racional, inteligible, y que puede ser conocido a cabalidad por el sujeto a través de su razón e inteligencia. Toda postura esencialista es, entonces, realista desde el punto de vista ontológico y cognoscitivo.

El concepto de la verdad como adecuación y la postura esencialista surgieron temprano en la filosofía y tuvo su culmen con Platón y Aristóteles. Estos  filósofos defendieron una postura esencialista y racionalista de la verdad, con el fin de superar a las posturas relativistas de su época representadas por los sofistas, quienes ponían en duda la posibilidad de todo conocimiento, tanto en el plano físico como moral. En ese sentido, para Platón y Aristóteles, la verdad, a diferencia de lo planteado por los sofistas, es absoluta y puede ser conocida por todos los hombres.

Platón plantea entonces que aquellos que comprenden claramente la verdad de los entes en sí mismos, y conocen lo que es lo bueno y los justo en sí, son los más capacitados para gobernar y hacerse del poder. Y es que si bien todos los hombres son capaces de conocer lo justo y lo bueno en sí y deslumbrar a través de la dialéctica y la intuición el mundo inteligible de las ideas, no todos los hombres están preparados para acceder a este conocimiento. Se necesita una buena naturaleza, una excelente educación y muchos años de preparación.

Es por ello que en la ciudad ideal, solo los filósofos, son los llamados a gobernar. Platón es uno de los primeros en el campo de la filosofía que relaciona la posesión del conocimiento con el ejercicio del poder.

Platón defiende la necesidad del rey filósofo, y lo ve necesario para la que se dé la justicia al interior de la Polis. Solo el filósofo, puede mantener unidad a la polis, hacerla justa y delimitar a cada grupo en sus respectivas funciones.

El hecho de que Platón asociara la posesión del conocimiento con el uso del poder llevó a muchos filósofos contemporáneos, entre los que se incluye el filósofo Karl Popper, a denunciar a Platón como el filósofo de cabecera de todos los gobiernos autoritarios. Sin embargo, la pretensión de alcanzar verdades absolutas y eternas no es exclusiva de la filosofía y la ciencia. Esta pretensión va más allá del quehacer filosófico y científico y alcanza a la teología, la religión, y la política. En este contexto, la concepción de la verdad como adecuación no tardo en servir a diferentes grupos fuera del ámbito de la filosofía de instrumento de poder y  dominación. Muchos dicen que la inspiración de todas estas vertientes “autoritarias” recae directa o indirectamente en Platón.

En el campo de la religión, la postura esencialista y la verdad como adecuación a tenido muchos partidarios, y muchos no pueden concebir la práctica de su fe, si ella. Diversas religiones y cultos en la historia han pretendido tener acceso a una verdad irrebatible, absoluta y eterna y asociaron la posesión de esta con la posibilidad o no de salvarse, de ir al cielo o condenarse al infierno. En este sentido, diversas religiones, (principalmente las que presentan una fuerte herencia judía y platonizante, aunque no únicamente estas), con la autoridad y el poder que solo la posesión de la verdad puede dar, persiguieron, declararon la guerra, cometieron torturas, homicidios y genocidios contra las personas y pueblos que no aceptaban la verdad que ellos impartían. Así mismo, amparados en la posesión de la verdad, muchas religiones no tardaron en declararse mutuamente guerras santas y dieron muerte a miles de vidas a la par que justificaron diversas y terribles formas de dominación.

Sin embargo, la utilización de la verdad como medio de dominación, no es exclusiva de los movimientos y poderes religiosos, pero la verdad en sus manos es el mejor ejemplo para ilustrar los temores más profundos Rorty. Y es que, a pesar que también puede verse un uso autoritario del concepto de verdad en diversas posturas filosóficas, como ya hemos visto en Platón, las consecuencias extremas de este mal uso del concepto de verdad se ve en todo su esplendor en el ejercicio religioso del poder. Eso se debe a la diferente forma, por parte de los filósofos y los religiosos, de entender cómo se obtiene la verdad. Esta diferencia radica en que, mientras para los filósofos la verdad en principio puede ser conocida por todos a través del uso de la razón y solo a través de esta, la verdad religiosa solo está amparada por la fe, por lo que la imposición de esta es quizás más abusiva y demanda por ello una mayor violencia para su imposición.

El mal uso de la concepción de la verdad como adecuación no solo es propio del ámbito religioso y filosófico, sino también se ha convertido en un instrumento político de dominación utilizado por diversos estados y gobiernos autoritarios. Muchas dictaduras y gobiernos despóticos, amparados en una ideología, que puede ser de diversa índole, incentivan y realizan prácticas violentas amparados en una verdad que, supuestamente, solo ellos y sus partidarios poseen, y se amparan en este hecho para perseguir, encarcelar o exterminar a sus opositores, con el fin de imponer de formar vertical sus políticas de gobierno, atentando con ello contra toda forma de democracia y derechos. En el camino de imponer una supuesta verdad, muchos gobiernos no se inhiben en violar despiadadamente los derechos humanos más elementales.

Son por todas estas razones, que para Rorty, la concepción de la verdad como adecuación y el concepto de esencia y naturaleza humana que se asocia con ella es perjudicial y peligrosa, ya que da pie para que dictaduras, religiones, ideologías y estados corruptos socaven la democracia y los derechos de las personas. Entonces para Rorty, si aceptamos que existe una naturaleza o esencia humana que somos capaces de conocer, daría pie para que sistemas religiosos y políticos, amparados en una supuesta concepción de la naturaleza humana, moldeen a las sociedades y a las personas a la luz de dicha concepción, dando pie a que utilicen cualquier medio para lograr este fin, abriendo las puertas para que se atente contra la diversidad, la democracia, el pluralismo y los derechos humanos.

Es por ello que para Rorty la idea de naturaleza humana no ayuda al desarrollo de los derechos humanos, ya que desde su perspectiva, crea las condiciones para que se atenten contra estos derechos fundamentales, al mismo tiempo que hace de estos derechos estáticos y pocos dinámicos, característica necesaria para que los derechos asuman los retos de los nuevos tiempos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: