EL SABER MISTÉRICO Y FILOSÓFICO: DIFERENCIAS Y PERSPECTIVAS

En esta oportunidad hablaremos sobre qué es la filosofía y en qué se diferencia del mito y los misterios, unas formas de conocimiento al que la filosofía hace frente.

La filosofía , desde su inicios, se define como amor por el conocimiento. Sin embargo, antes que existiera la filosofía como disciplina y forma de vida, ya los hombres han buscado conocer y saber las causas y formas de todo lo que les rodea.

Los egipcios por ejemplo, una de las civilizaciones más antiguas, grandes y profundas que hayan existido, se vanagloriaban de ser los únicos que conocían el mundo en su real naturaleza y dimensión, ya que ellos poseían el conocimiento oculto que los dioses les habían proporcionado. Este conocimiento era celosamente custodiado por los sacerdotes y el faraón, que como cabeza del estado, representaba en su seno a su pueblo ante los diferentes dioses. El faraón era pues el mediador entre el cielo y la tierra. El conocimiento que los sacerdotes y el faraón poseían era un conocimiento mistérico y revelado, que hacia a   los que lo poseían únicos y especiales. Este saber estaba solo reservado para los elegidos.

 En la misma Grecia, cuna de la filosofía, existían también diferentes sectas mistéricas. Entre ellas estaban, por ejemplo, los misterios órficos. Sus seguidores  se vanagloriaban de tener  un conocimiento propio y profundo basado en la autoridad de un poeta y rapsoda llamado Orfeo, quien por inspiración divina, había adquirido el saber cuya posesión  hacía inmortales a los hombres,  se   vencía  a la muerte, daba acceso al  espíritu primordial, origen del mundo y del hombre, y se conocía el propósito y  fin de todas las cosas.

 Resumiendo, vemos que  los misterios, los Egipcios, Griegos , Persas, etc,  se caracterizaban por ser herméticos. En otras palabras, es un conocimiento oculto, solo accesible a los iniciados. Así mismo, el conocimiento misterico  es  vivencial: se basa en la tradición y la autoridad de un iluminado o místico en el cual se confía. Y finalmente, este tipo de conocimiento se reviste de mitología. No es extraño que muchos de los que siguen los misterios sean grandes mitólogos.

Podemos afirmar que el mito tiene su origen en los propios misterios. Basa su sabiduría en haber sido descubierto por uno o varios poetas en trances místicos. Este conocimiento, propio del poeta-iluminado, pasa a dominio publico formando parte recién ahí de la cultura y folklore, reservando el conocimiento esotérico para unos pocos.

La filosofía, contrasta profundamente  con esta forma de conocimiento.

La filosofía es un conocimiento que pretende ser universal. En otras palabras,todo ser humano puede,mediante su razón, alcanzar la verdad de lo que se busca. Ello se debe a que  la verdad que busca la filosofía  es siempre única e idéntica a sí misma y  también por que la facultad racional es la misma en todos los hombres. La razón basa su conocimiento en la manera natural de ser de  las cosas, y la realidad es una y la misma para todos.Por ello, los argumentos en pro de una hipótesis filosófica, deben dar una explicación racional a un hecho o fenómeno del mundo observable que sigue un orden también racional.  Quizás pueda rastrearse este argumento en un conocimiento mistérico antiguo, que afirma que el hombre es un microcosmos del cosmos. En el pensamiento filosófico, la razón humana y la del mundo coinciden perfectamente.

El conocimiento racional ideal de la filosofía  son la de las matemáticas. No hay cosa mas evidente que 2+2  es cuatro, que que la suma de los ángulos de un triangulo es 180 grados y que la raíz cuadrada de 9 es 3. Toda persona racional no tiene mas que aceptar aquellas verdades si basa su posición en la razón y no en la fe.

Las verdades de las matemáticas, como las verdades que busca la filosofía, son siempre las mismas y son irrefutables, mientras que las verdades de los misterios y los mitos no lo son.

La filosofía aspirará entonces a alcanzar verdades sobre el mundo, el hombre, la ética, lo bueno y lo malo, lo justo e injusto, tan evidentes y certeras como el de las matemáticas. Al menos en su lógica interna: El conocimiento alcanzado debe ser universal, accesible a todos y basado en la realidad observable, que todos podamos constatar. Quizás no es descabellado decir que las ideas democráticas que se concebían en esas épocas hayan incentivado el surgimiento de la filosofía. No hay nada mas democrático que la idea que todos podemos tener acceso al conocimiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: