LA ROCA

descarga

La luz, se abre paso bajo las aguas,
los peces, sedientos de luminosa sustancia,
se arremolinan bajo el descenso de la alborada.
La noche, ya ha pasado,
y los vientos, menguantes,
se subyugan a la calma.
De pronto,
una roca,
cae,
al agua,
lanzada por la mano del destino,
(¿o quizás la del inocente niño?);
y los peces, anodinos ,
se dispersan en el hondo rio.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: