Avance del libro : “Los sueños de Dios”-Becelbú II

Becelbú observaba, emocionado, como las fuertes emociones, cuales vientos huracanados, destruían lo construido en su alma hasta el momento.Nada en pie quedaba ya: ni los sabios consejos de su padre,ni los recuerdos tiernos de su abuela, ni el amor puro y verdadero que le servía de compañía en sus dilatados y aburridos días. Lisbeth, arrodillada ante la chiva,  se desmoronaba, inexorablemlente, ante sus ojos.

El demonio se preparaba presto a presentarse por fin ante la muchacha para perderla, cuando, de pronto, sintió posarse sobre ella un poder extraño y terrible. Era esta una fuerza desconocida y oscura que, de a pocos, apaciguaba las fuertes emociones que la habían ya destruido, y, al mismo tiempo, reconstruía y revivía en su interior aquellos recuerdos y esperanzas que le animaban, como si de muertos se tratase.

Era, este, un poder asombroso, muy superior al suyo, y hasta donde sabía, muy superior al de Satán, y , quizás, a la del mismo Dios . Beselbú sintió, como de la más honda oscuridad interior, surgió, casi milagrosamente, un rayo de “luz”, de la nada. Era esta una creación ex-nihilo, y solo un Dios podía hacer algo así. No importaba que aquella luz haya sido tenue, casi imperceptible. Fue suficiente para salvarla.

Por lo dicho, el demonio sabía que esta, no era una intervención usual. De hecho,intuía que esta rozaba con los límites de lo “legal”, de lo divinamente aceptado por las leyes del Eter.

Esto puede confundir al que nos escucha. Aclararemos este punto para que nuestros oyentes puedan entendernos. Diremos algo obvio. El mundo espiritual, tiene reglas… incluso, podemos ir un poco más allá, y decir que no solo tiene reglas, ya que eso implicaría una voluntad que las sancionase. Diremos, para precisar mejor lo dicho, que el Eter tiene “leyes”, muy precisas, semejantes a las leyes del espacio dentro del mundo material.

En el plano espiritual, así como en el natural, lo posible tiene límites. Así como el sol y la luna siguen sus respectivos cursos respetando las leyes del tiempo; en el plano espiritual, los diversos espíritus que la componen se mueven respetando las leyes del “ASTRAL”.

El origen de estas leyes espirituales es discutible. Mientras Dios afirma ser él la fuente de las leyes del Eter que rigen a los espíritus sutiles, así como de las leyes naturales que rigen a los hombres y criaturas de la tierra, Satánas afirmaba, en cambio, que si bien las leyes naturales podían tener su fuente en Dios, al ser estas fáciles de superar y recrear para seres como él,las leyes del Eter, eran diferentes. Para Satánas, estas leyes no tenían su fuente en su adversario, sino que eran eternas e inmutables, y, por ello, incluso, aquel miserable estaba sujeto a ellas.

Así mismo, Satánas, pensaba que al divinizarse, podría, poco a poco, vencer,  uno a uno, los limites impuestos por estas “leyes” ,gracias al poder de su magia. No creía Satánas que Dios tuviera suficiente poder para crear por sí mismo todas estas barreras a su libertad. No, estas leyes sobrepasan cualquier poder, incluso la de Dios, y él se sobrepondría a ellas, una a una, y en el proceso, vencería a aquel impostor.

Por otro lado, la relación entre los hombres y lo seres espirituales estaba, podríamos decir, sí, “reglamentada”; ni Dios ni Satanás podían romper estas reglas sin consecuencias. Nadie más que ellos dos saben las razones de este acuerdo, acuerdo que, por lo general, siempre se ha cumplido de forma estricta desde la caída humana.

Por ello, el poder utilizado y el modo de ejercerlo era, no solo extraño, sino que su manifestación hacia gala de una fuerza inconmensurable. Los demonios no tenían ese poder. Tenían ciertas prerrogativas, ciertos instrumentos divinos proporcionados por el mismo Satánas, como la bola mágica que siempre llevaba consigo,que hasta donde él conocía solo él podía elaborar; y ciertas habilidades que iban adquiriendo mientras iban “despertando” y que les permitían obtener más poder y dominio sobre otros demonios, ángeles y el entorno material, pero nada más. Esto, era completamente diferente.

Para ilustrar mejor este asunto. Esta intervención contrastaba con la suya del día anterior . Si bien esta no fue una intervención “agradable”,y no tenía por que serlo, fue , sin embargo, completamente “legal”. Por ejemplo, no había violado la primera ley: no había socavado el libre albedrío de la muchacha… ella pudo siempre enfrentar sus miedos e instintos, que en todo caso, fueron, siempre ,suyos: el solo los “despertó” de su letargo, los sacó a flote. Lisbeth había sucumbido, por sí misma, a estos miedos, y no por su intervención, ya que él solo le mostró lo que ella misma mantenía oculto. Su desmoronamiento se debió a su propia debilidad, de la que ella es única responsable.  Fue libre siempre, aun cuando nunca se percato  de ello. De hecho, su intervención escondía algo de nobleza: le mostró la posibilidad de su libertad. Becelbú había sacado a la luz sus instintos más profundos y humanos gracias a su magia, pero sin violentar sus sentimientos ni su voluntad.

Pero la forma de actuar de esta fuerza era completamente diferente. Becelbú no pudo tener completa certeza sobre este punto, ya que este poder era tan sutil y fino, que al pasar, iba cubriendo sus propias huellas. Pero, a pesar de ello, estaba convencido que este poder no actuó sobre algo ya existente en el interior de Lisbeth. Esa luz no estaba ahí antes, ni dentro ni fuera de ella, sino que fue creada, de la nada, desde su interior.

Toda paz, esperanza, alegría había ya muerto para la muchacha. Y sin embargo, ahí estaba. Un pequeño rayo de luz surgido de la oscuridad, la había salvado. Por el momento.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: